Aprovecha el aceite usado para hacer jabón casero

Elaborar jabón natural con aceite usado

Cada vez son más los adeptos a realizar el jabón en el interior de sus casas, huyendo de algún modo de los productos tóxicos y los diferentes componentes que contienen los jabones que compramos. El jabón casero tiene una procedencia que conocemos, ya que todos los ingredientes los hemos elegido previamente y probablemente incluso los teníamos en nuestras casas, además resultan beneficiosos para la piel, económicos y tienen el plus de confianza y realización de que los hemos elaborado con nuestras propias manos. Además, para realizar el jabón casero contamos con la ventaja de que podremos elegir nosotros mismos cómo queremos que huela, ya que eso varía dependiendo de las preferencias de cada persona.

Ingredientes necesarios para hacer jabón casero con aceite usado

Es algo que puede resultar extraño, pero el aceite utilizado previamente es el complemento perfecto para empezar a hacer un jabón que nos traerá buenas experiencias y nos hará lucir una piel más sana, evitando picores y olores desagradables o demasiado fuertes. Lo que necesitamos para realizar este jabón es, a parte de guantes, gafas de protección y un espacio bien ventilado, es:

  • 1 litro de aceite usado y colado previamente

  • 150 gramos de sosa cáustica

 

  • 800 gramos de agua destilada

¿Cómo realizar jabón casero con aceite usado?

Cuando nos hayamos equipado correctamente para no sufrir ninguna quemadura o peligro de aspirar los vapores tóxicos que puede generar esta mezcla, procederemos a fabricar nuestro propio jabón casero.

  • Paso 1: tendremos el litro de agua destilada en un barreño e iremos introduciendo muy poco a poco la sosa cáustica en su interior. Este procedimiento nunca puede realizarse al revés, ya que las salpicaduras del agua podrían provocarnos una gran cantidad de quemaduras en la piel, al tratarse de un producto muy corrosivo.

 

  • Paso 2: posteriormente, tras haber llegado hasta los 80º, deberemos esperar a que esta mezcla se enfríe para poder empezar a tratarla de nuevo.

 

  • Paso 3: la mezcla que hemos obtenido previamente del agua con la sosa deberemos introducirla en el interior del aceite. Como ambas mezclas deben estar a la misma temperatura más o menos, calentaremos el aceite a unos 40º para poder proceder a ello. Mientras tanto, iremos removiendo para que encajen correctamente o bien hacerlo con una batidora para que no hayan grumos.

Métodos de extracción de aceites esenciales

  • Paso 4: cuando tengamos una textura uniforme es el momento de añadirle los aceites esenciales que prefiramos para nuestro jabón natural casero. Podemos decidir que tenga aroma a lavanda, limón o simplemente que no huela a nada y dejarlo como está. Para poder realizar este paso la mezcla debe estar a 40º.

 

  • Paso 5: después, pasaremos a volcar el líquido en el interior de los moldes (es mejor que sean de silicona, ya que nos será mucho más sencillo desmoldarlos). Después se cubrirá con film.

 

  • Paso 6: a los dos días se desmoldará y deberemos esperar aproximadamente dos meses a que se solidifique correctamente, para posteriormente cortarlo en los trozos que necesitemos y ya empezar a utilizarlo.
elaborar jabon natural en casa

Olha Hutsuliuk || Shutterstock

Usos del jabón casero con aceite usado

La mayoría de las personas que realizan jabón en sus casas lo emplean para limpiar la ropa a mano, retirando de un mejor modo las manchas que permanecen durante mucho tiempo. Pero no es la única finalidad que tiene este jabón, ya que es beneficioso para utilizar también directamente sobre la piel, sustituyendo a los geles y champús que empleamos normalmente. El procedimiento es frotar la piel con jabón casero natural, evitando picores y retirando así toda la suciedad.

Bilanol || Shutterstock

Deja un olor natural y una frescura inigualable. Además, este producto también está recomendado para lavar el cabello, ya que proporciona frescura y elimina los picores de aquellas personas que sufren psoriasis en el cuero cabelludo o irritaciones frecuentes, cuyos champús solo hacen que incrementar estas dolencias.