¿Cómo mezclar aceites esenciales?

Mezcla de aceites

Las combinaciones de aceites esenciales pueden ser muy variadas, se pueden hacer diversas mezclas según aquello que se quiera tratar o la finalidad que quieras conseguir, pero mezclar aceites esenciales es todo un arte, hay que tener en cuenta que no todos los aceites naturales se pueden mezclar y que algunas combinaciones potenciarán sus propiedades. La clave es intentar conseguir una mezcla de aceites esenciales con un aroma agradable y que tenga los efectos terapéuticos que deseas.

Para mezclar aceites esenciales, hay que tener en cuenta que existen tres tipos de aromas, conocidos como notas, que se clasifican según la rapidez en su evaporación. Por tanto, la nota de salida, es el impacto inicial, intenso y volatil, en este punto destacan los aromas frescos y suaves. Después la nota media, que es la que se desarrolla cinco minutos después, y es donde aparecen las fragancias más florales. Son olores que se evaporan más lentamente. Por último, la nota de fondo, que es el aroma que persiste cuando la nota de salida y la nota media se han evaporado. Es la nota que define un perfume.

Siguiendo esta regla, se pueden conseguir perfumes equilibrados, que además cuenten con multitud de propiedades. Si estás pensando en mezclar aceites esenciales es necesario que tengas en cuenta diversos conceptos antes de empezar a prepararlos.

Combinaciones de aceites esenciales

Todos los aromas que pertenecen a la misma familia suelen combinar bien, es el caso de los aceites esenciales florales y los leñosos, su combinación es buena. Hay otros aromas que su fragancia dominará sobre las demás, como es caso de la manzanilla o el tomillo. Si en algún momento te equivocas, o creas un aroma muy pesado o picante, el aceite de lavanda o el de limón pueden ayudar a disiparlo.

Siempre es recomendable que cuando realices las mezclas de aceites esenciales los manipules con precaución y los dosifiques con cuentagotas.

  • Aceite esencial de Árbol de té: combina con el aceite de lavanda, de salvia romana, de romero, de pino, de ylang-ylang, de geranio, mejorana, clavo y nuez moscada.
  • Aceite esencial de Cedro: se puede mezclar con bergamota, ciprés, jazmín, enebro, neroli, incienso, salvia romana, vetiver, romero, ylang-ylang y de tipo oriental y floral.
  • Aceite esencial de Ciprés: con la madera de cedro, el aceite de pino, de lavanda, de mandarina, de salvia romana, de limón, de cardamomo, de manzanilla, de enebro, de benjuí, de bergamota, de naranja, el aceite de mejorana y de sándalo.
  • Aceite esencial de Geranio: con lavanda, pachulí, clavo, rosa, nerolí, madera de sándalo, jazmín, enebro, bergamota y otros cítricos.
  • Aceite esencial de Hinojo: combina bien con los aceites de geranio, lavanda, el aceite de rosa y sándalo.
  • Aceite esencial de Jengibre: se mezcla con aceites de madera de sándalo, vetiver, pachulí, incienso, madera de cedro, cilantro, rosa, lima, neroli, naranja y otros aceites cítricos.
  • Aceite esencial de Lavanda:  con los de cedro, clavo, salvia romana, pino, geranio, vetiver, pachulí, cítricos y florales
  • Aceite esencial de Limón: con aceites de lavanda, neroli, ylang-ylang, rosa, sándalo, incienso, manzanilla, benjuí, hinojo, geranio, eucalipto, enebro
  • Aceite esencial de Mandarina: combina con aceites cítricos, en especial el de neroli, y con los especiados como el de nuez moscada, canela o clavo.
  • Aceite esencial de Menta piperita: con los aceites de benjuí, romero, lavanda, mejorana, limón, eucalipto y de otras mentas.
  • Aceite esencial de Naranja dulce: con lavanda, neroli, limón, salvia romana, mirra o los aceites especiados de nuez moscada, canela o clavo.
  • Aceite esencial de Pachulí: con aceites de vetiver, madera de sándalo, madera de cedro, geranio, clavo, lavanda, rosa, neroli, bergamota, mirra, salvia romana y las bases de tipo oriental.
  • Aceite esencial de Romero: combina con aceites de olíbano, lavanda, citronela, orégano, tomillo, pino, albahaca, menta piperita, cedro, petitgrain, canela
  • Aceite esencial de Sándalo: se mezcla con aceites de rosa, violeta, clavo, lavanda, pimienta negra, bergamota, geranio, benjuí, vetiver, pachulí, mimosa, mirra y jazmín.
  • Aceite esencial de Tomillo: con bergamota, limón, romero, melisa, lavanda, pino, mejorana.
  • Aceite esencial de Ylang Ylang: con jazmín, rosa, vetiver, bergamota, mimosa.