Los 4 mejores exfoliantes caseros para el cuerpo

exfoliantes naturales para el cuerpo

Normalmente creemos que los exfoliantes solo se utilizan para la cara, ya que los beneficios que nos produce son muchos, dejándonos una piel sana y limpia y con un brillo que debido a la contaminación y el excesivo uso de cosméticos y maquillaje vamos perdiendo. Por ello, en muchas ocasiones nos olvidamos de que los exfoliantes también son para el cuerpo, ya que nos permiten que nuestra piel esté más fresca, más limpia y más receptiva a la hora de hidratarse. Además, previamente a tomar el sol y a la llegada del verano, es perfecto lucir una piel exfoliada a la que le hayamos eliminado la suciedad por completo y las pieles muertas restantes.

1. Exfoliante casero para el cuerpo de azúcar y limón

El limón tiene muchas propiedades limpiadoras tanto para el cuerpo como para la cara. En este caso, si queremos exfoliar el cuerpo, es ideal que exprimamos un limón entero y mezclemos su zumo colado con azúcar hasta que quede una mezcla ideal como exfoliante. Podemos ir cogiendo pequeñas cantidades y esparciéndolas por todas las partes del cuerpo de modo que, tras realizar unos suaves masajes circulares, conseguiremos eliminar las impurezas y las pieles muertas. Si sabemos que existen zonas en las que la suciedad se acumula, deberemos realizar un mayor énfasis para conseguir removerla. Tras eliminarlo con abundante agua notaremos como nuestra piel se encuentra más limpia y más fresca. No debemos olvidar de aplicar crema hidratante al final de este proceso.

Otros beneficios del limón para la piel

limon usos cosmeticos

2. El café como exfoliante casero

Uno de los ingredientes estrella para realizar exfoliante casero que no necesita de ningún tipo de tratamiento previo es el café. Cuando vaciamos una cafetera se nos queda un poso de polvo de café que es muy válido para realizar exfoliaciones de nuestra piel. Basta con aplicar, una vez dentro de la ducha, el café y esparcirlo por toda la piel mientras realizamos suaves masajes circulares. El café nos ayudará a eliminar la suciedad de nuestro cuerpo, así como dejar un aroma inigualable. Una vez hayamos terminado de exfoliar la piel con café, deberemos aclarar con abundante agua tibia. Una de las propiedades que, además, nos aporta el café, es la de eliminar la celulitis y la piel de naranja.

Razones para usar el café en los tratamientos de belleza

progressman || Shutterstock

3. Exfoliar la piel con bicarbonato

Un producto muy fácil de encontrar en cualquier armario de cocina es el bicarbonato. Es la solución para dolencias de estómago, ardor...así como para limpiar diferentes tipos de superficies y también la piel. Es tan sencillo como mezclar bicarbonato con agua y, con la pasta que se crea, esparcirla por las diferentes partes de nuestro cuerpo mientras masajeamos para ayudarle a eliminar las pieles muertas y preparando la piel para una gran suavidad y tersura. No debemos olvidarnos de aplicar abundante crema hidratante cuando terminemos de exfoliar la piel con bicarbonato.

Más usos cosméticos del bicarbonato



Alexeysun || Shutterstock

Exfoliante casero con semillas de amapola

Las semillas de amapola son muy utilizadas en repostería y en cocina últimamente, por lo que es fácil encontrarlas en diferentes tipos de pan y también en platos elaborados. Pero, además, las semillas de amapola mezcladas con aceite vegetal nos ayudarán a crear un exfoliante que nos dará unos resultados increíbles. Una vez tengamos creada la mezcla, deberemos expandirla por la piel y realizar movimientos circulares mientras notamos como nuestra piel se va librando de las impurezas.

Es importante que sepamos que las exfoliaciones deben realizarse cada 10 ó 15 días, ya que si las realizamos con mayor frecuencia pueden alterar el ph de nuestra piel, eliminando las capas que la protegen. Si queremos poner mayor énfasis en algunas zonas podemos utilizar un guante de crin que resulta más efectivo. Es importante hidratar la piel adecuadamente al terminar de exfoliar la piel.