Qué aceite utilizar dependiendo de tu tipo de cabello

tipos de aceites naturales para el cabello

Cada tipo de aceite tiene una finalidad distinta, no todos sirven para el mismo tipo de pieles y tampoco se utilizan los mismos en cocina o para disminuir la ansiedad en personas que la padecen. Por ello, tampoco se emplean los mismos aceites en todos los tipos de cabellos. Cada uno de ellos es completamente distinto, por lo tanto tienen necesidades y carencias diferentes que se deben ayudar a paliar con diferentes tratamientos naturales adecuados para ellos.

Aceites para el cabello liso

Los cabellos lacios y lisos necesitan una dosis extra de volumen que se les puede aportar a base de aceites.

Aceite de coco para dar volumen a los cabellos lisos

La solución para estos cabellos que no tienen fuerza es el aceite de coco. Un aceite que aporta vitalidad, luz y volumen a los cabellos más lisos y secos, ya que les aporta humedad y flexibilidad para que sean mucho más moldeables. El tratamiento se debe realizar a modo de mascarilla durante dos días a la semana. Tras 15 minutos de aplicación se procederá a lavarse el pelo con normalidad, ya que el aceite de coco ya habrá hecho su efecto en el cabello.

Mascarilla natural para el cabello con aceite de coco

Propiedades del aceite de oliva para dar fuerza al cabello

En ocasiones, el pelo se mantiene lacio por falta de fuerza debido a la poca fuerza del mismo. Para ello, hay que tratar el cuero cabelludo con suaves masajes diarios con unas gotas de aceite de oliva, ya que de ese modo se activan los folículos, que son los encargados de aportar volumen al cabello.

Jelena Yukka || Shutterstock

Aceites para el pelo rizado

Las melenas rizadas tienen facilidad para encontrarse encrespadas o ser frágiles ante la humedad. Por ello es recomendable emplear diferentes tratamientos que ayuden a controlar estos efectos. Los aceites, sin duda, colaboran para que el cabello se encuentre más hidratado y luzca más brillante.

Aceite de jojoba para dar brillo a los cabellos rizados

Este aceite es muy hidratante favoreciendo la entrada de vitaminas que harán que el cabello luzca más saludable. Además, el aceite de jojoba protege el cabello de agentes externos aportándole un brillo natural a los cabellos rizados más secos.

Africa Studio || Shutterstock

Aceite de ricino contra el encrespamiento

Los cabellos rizados tienden a parecer más resecos y deshidratados que el resto, y la humedad del ambiente hace que resulten mucho más susceptibles al encrespamiento. Para evitar estos efectos, el aceite de ricino, además de favorecer el fortalecimiento del cabello, ayuda a sellar las fibras capilares.



kellyreekolibry || Shutterstock

 

Aceites para el cabello teñido

Si existe un tipo de cabello con el que debemos tener especial cuidado es el cabello teñido. Tras aplicar tintes debilitamos el cabello y cualquier agente externo puede hacer que su aspecto cambie o que parezca poco sano o descuidado.

Aceite de germen de trigo para el pelo tintado

Lo que pretendemos tras teñir un cabello es que luzca igual de natural que cuando su color lo era. Por lo tanto, para lograr que su aspecto sea saludable, con brillo y fuerza, la mezcla perfecta se realiza con aguacate y aceite de germen de trigo. Es una mascarilla que sin duda nos ayudará a recuperar el brillo de los cabellos teñidos.

id-art || Shutterstock

 

Aceite de oliva para hidratar los cabellos con tinte

Si los cabellos teñidos necesitan algo tras su tratamiento de color es, sin duda, hidratación, además de evitar exponerse durante muchas horas al sol sin ser protegidos o utilizar en exceso planchas y secadores. Es algo que va aportarles tanto el aceite de oliva como el aceite de coco. Masajeando el cabello desde el cuero cabelludo hasta las puntas con unas gotas de aceite ayudaremos a combatir la sequedad de estos cabellos que se debilitan tras ser tintados.