7 trucos para no lavarte el pelo todos los días

Uno de los principales quebraderos de cabeza de muchas personas es el tiempo que pasa entre lavado y lavado de sus cabellos, ya que algunos de ellos se ensucian con mayor facilidad que otros, se engrasan, son complicados de lavar o tienen una cantidad excesiva, por ello existen diferentes formas de aguantar el cabello limpio más días entre cada lavado.

1. Tocar el pelo lo menos posible

Nuestras manos están en contacto directo con diferentes factores todos los días, lo que quiere decir que, si posteriormente nos tocamos el pelo, estamos transmitiendo esa suciedad que tenemos en las manos a nuestro cabello, contribuyendo a ensuciarlo más. Debemos tratar de llevar un peinado cómodo a diario que nos permita no tener que estar tocándolo constantemente.

2. Cepilla el pelo de una forma ligera

No es necesario pasarse todo el día desenredando el pelo, sino que, antes de irnos a la cama o al despertarnos, pasaremos el cepillo de la raíz a las puntas eliminando el polvo que pueda haber en él. Si pasamos mucho tiempo al día cepillándolo notaremos como se ensucia con mayor facilidad.

Adam Supawadee || Shutterstock

3. Utilizar champús caseros

Emplear champús que contienen siliconas y otros productos químicos solo beneficia que tengamos que lavarnos el cabello cada poco tiempo, por lo que la mejor opción es fabricar nuestro propio champú de forma natural en casa. Los ingredientes que se emplean son totalmente naturales y orgánicos y benefician tanto a nuestro cuero cabelludo como a nuestro pelo.

Pasos para hacer tu propio champú casero



4. Limpiar los cepillos y peines frecuentemente

No es una costumbre muy extendida pero es necesario que cada cierto tiempo limpiemos todos los utensilios con los que cepillamos y peinamos el cabello con agua y alcohol. La mejor opción es introducirlos en un barreño con agua y alcohol para que se desinfecten, ya que si están sucios, cada vez que peinamos nuestro pelo estamos dejando parte de esa suciedad de nuevo en él. Pero no solo eso, sino que también debemos tratar de pasar un algodón con alcohol sobre las planchas y tenacillas que utilizamos normalmente.

VGstockstudio || Shutterstock

5. Aclarar el pelo con agua fría

Aunque nos lavemos el pelo con agua caliente o tibia, el último enjuague debemos hacerlo siempre con agua fría y dedicando mucho tiempo a eliminar los restos de champú, acondicionador o mascarilla. De esta forma nuestro pelo se mantendrá mucho más tiempo limpio y podremos dejar pasar más tiempo entre lavados.

6. Secar el pelo con aire frío

Algo similar a lo que ocurre con el agua fría, y es que el aire frío del secador nos ayudará a que nuestro pelo se mantenga más tiempo limpio, todo lo contrario que ocurrirá si lo secamos con la posición de aire caliente al máximo.

7. Recogerse el pelo

Si queremos lavarnos el pelo menos veces es importante que no nos dejemos flequillo, ya que al estar tan cerca de la cara es más fácil que se engrase cada poco tiempo y tengamos que lavarlo más a menudo. Además, el pelo largo es menos propenso a ensuciarse, por lo que cortarse el pelo corto no es la solución. Por otra parte, cuando notemos que se nos está empezando a ensuciar el cabello y queremos aguantarlo un día más antes de volver a lavarlo, podemos hacernos una trenza, una coleta alta o un recogido, de forma que se notará menos que nuestro cabello empieza a engrasarse.

En ocasiones no tenemos más remedio que lavar el cabello pero existen diferentes trucos para intentar alargar el tiempo entre lavados y no exponer tanto nuestro cabello a enredos y problemas capilares. También existen épocas en las que, por hacer deporte o por que vamos a la playa y hace calor, no tenemos más remedio que lavarlo diariamente.