Aceite de macadamia | Propiedades del aceite de macadamia

Macadamia

Aceite vegetal de macadamia

El aceite de macadamia es un aceite vegetal ideal para el cuidado de la piel. Tiene un color claro y un sabor suave y agradable. Ayuda a regenerar las células, por lo que previene la aparición de arrugas y otras muestras de envejecimiento de la piel. Además, es antioxidante, emoliente y fuente de ácidos grasos, por lo que es muy hidratante.


Este aceite vegetal es asimilado por la piel sin obstruir los poros, lo que significa que es apto para todo tipo de pieles, especialmente las pieles secas. Es fino, fluido y ligero, lo que lo convierte en un aceite vegetal perfecto para la cosmética natural, porque es muy nutritivo.

Asimismo, el aceite de nueces de macadamia es ideal para mezclarlo con aceites esenciales puros.

¿Para qué sirve el aceite de Macadamia?

  • Prevenir la aparición de arrugas y manchas.

  • Hidratar y suavizar la piel.

  • Regenerar las puntas abiertas del cabello.

  • Eliminar cicatrices y estrías.

  • Tratar quemaduras solares y producidas por el fuego.

  • Devolver turgencia y elasticidad a la piel flácida.

  • Hacer masajes relajantes.

  • Tratar la piel después de la depilación.

Propiedades del aceite de Macadamia

Macadamia ternifolia

Beneficios del aceite de Macadamia

El aceite de macadamia es el único aceite vegetal que contiene gran cantidad de ácido palmitoléico, un ácido graso monoinsaturado responsable del metabolismo de los lípidos. Además, su composición oleica le otorga propiedades muy suavizantes y calmantes, a la vez que sirve para hidratar la piel. Al ser un potente regenerador celular y antioxidante, previene el envejecimiento y la aparición de arrugas y manchas. Y también elimina las cicatrices y evita la aparición de estrías. Asimismo, es bueno para la piel de los bebés, ya que previene la aparición de rozaduras.

Contraindicaciones del aceite de Macadamia

No se recomienda el uso de aceite de macadamia en pieles con dermatitis, ya que puede provocar sensibilidad. Y en el caso de las personas con alergia a los frutos secos, deben asegurarse de no tener alergia a las nueces de macadamia.

Origen del aceite de Macadamia

Australia
Prensados
Fruto

el Macadamia como tratamiento natural

Tratamientos de belleza con aceite de Macadamia

El aceite de nueces de macadamia es aconsejable para todo tipo de pieles, especialmente para las pieles resecas, ya que es muy hidratante. Se aconseja utilizarlo después de la depilación por sus propiedades calmantes. Por eso, también es ideal para mezclarlo con otros aceites esenciales puros y hacer masajes. También es bueno para la piel flácida, ya que junto con el aceite de sésamo le devuelve la elasticidad y la turgencia a la piel. Al ser regenerador y antienvejecimiento, es perfecto para cicatrizar y prevenir arrugas, manchas y estrías.

Aceite de macadamia para el pelo

El aceite de nueces de macadamia rejuvenece y nutre el cabello estropeado, especialmente las puntas abiertas gracias a los ácidos grasos que contiene. Es capaz de hidratar y fortalecer el cabello áspero, seco, encrespado y lacio. Así que si utilizas aceite de macadamia para el pelo, conseguirás una melena sana y brillante.

Otros usos del aceite de Macadamia

El aceite de macadamia, además de emplearse para uso cosmético, se utiliza como aceite culinario. Tiene un sabor suave y aporta nutrientes básicos a los platos.  
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No