6 alimentos que debes comer si quieres proteger tu piel del sol

Alimentos para protegerte del sol

Todas las precauciones que se tomen para protegernos de los rayos del sol son positivas, y es que sobre todo en los meses de verano nos acecha el peligro de sufrir quemaduras en la piel, manchas que posiblemente permanecerán para siempre y también enfermedades de la piel más graves. Es por ello que no debemos dejar de protegernos constantemente aplicándonos protectores solares en la piel pero también protegiéndonos desde el interior con los alimentos adecuados que protejan nuestra piel y además nos ayuden a estar constantemente hidratados.

Frutos rojos para protegernos del sol

Además de ser unos frutos muy sanos y muy ricos para tomar, tienen una larga lista de propiedades que contribuirán a mejorar la salud de nuestra piel desde el interior, protegiéndola y fortaleciéndola de cara a las largas exposiciones al sol, esto se debe a sus altas cantidades de vitamina C. Pero no solo eso, sino que los frutos rojos aceleran la regeneración de las células.

Proteger la piel del sol comiendo zanahorias

Como ya sabemos, las zanahorias, por su alto contenido en betacaroteno, ayudan a que nuestra piel esté más receptiva para acoger los rayos del sol y, por lo tanto, el bronceado sea más progresivo y más rápido, pero también protege la piel de modo que se evitan las quemaduras tan corrientes en la época de verano y las exposiciones solares en la playa o la piscina, actuando como un filtro para los rayos del sol.

Verduras de hoja verde

Durante los meses en que más exposición solar sufrimos debemos alimentarnos también de verduras de hoja verde como las espinacas, las acelgas, lechuga o brócoli, entre otras, ya que contienen unos poderosos antioxidantes que previenen las enfermedades como el cáncer y también forman una barrera previniendo el envejecimiento prematuro y mejorando la actividad que realizan las células en nuestro cuerpo.

Aceite de oliva para proteger nuestra piel del sol


El aceite de oliva tiene muchas propiedades para ayudar a que nuestro organismo funcione correctamente, pero lo que debemos saber es que es positivo contra los rayos del sol y no precisamente al aplicarlo sobre nuestra piel, sino tomándolo como alimento, a poder ser crudo en ensaladas, pasta, carnes y pescados. El aceite de oliva mejora la regeneración celular.

La albahaca

Esta planta aromática tan presente en la dieta mediterránea nos ayuda a proteger nuestra vista de las radiaciones UV del sol gracias a la zeaxantina, un antioxidante. Es fácil incluir esta planta en nuestra alimentación diaria, sobre todo en verano, aportando sabor a salsas y ensaladas, y también cócteles y zumos refrescantes que tan bien vienen en los meses de calor.

Protege tu piel del sol con las manzanas

El sol nos causa una larga serie de problemas en nuestra piel, problemas que pueden ser frenados por alimentos como las manzanas, con sus propiedades antioxidantes. Además, al tratarse de una fruta, las manzanas tienen un alto contenido en agua, por lo que ayudan a hidratar el cuerpo en la temporada de verano en la que más tomamos el sol y mayor es el riesgo de deshidratarnos. También permiten cuidar la piel de forma natural y muy eficaz.

Chocolate puro para protegernos del sol

Además de que por su color nos ayudará a mejorar la tonalidad de nuestro bronceado, el chocolate puro, procedente del cacao, nos ayuda a que nuestras células se regeneren más rápidamente y también ayuda a mejorar la curación de las quemaduras que ocasiona el sol.

Proteger nuestra piel desde el interior es vital para que nuestras células se regeneren más rápidamente y ,de este modo, ayudamos a nuestro organismo a prevenir las quemaduras y los daños, ya que estaremos aportando beneficios e hidratando nuestra piel previniendo muchas enfermedades.