Cómo hacer tu propio protector solar natural casero

bloqueador solar natural casero

Cada vez es más habitual utilizar los protectores solares naturales. Los aceites naturales son la base de un protector con una función similar a los convencionales, aunque con sus pros y sus contras. La principal diferencia con los protectores de toda la vida es que los naturales son libres de productos químicos, así que podemos utilizarlo aunque tengamos problemas como la piel sensible o alergias. Además, puedes hacer tu propio protector solar natural en casa para disfrutar del sol este verano.

¿Qué necesito para hacer un protector solar natural casero?

Ya hemos dicho que los aceites son la base del protector solar, así que lo primero que necesitarás son dos cucharadas de una mezcla de aceites, entre los que puedes elegir del de coco, el de sésamo, el de oliva pero también los de zanahoria, frambuesa o germen de trigo, que también forman parte de los ingredientes básicos de un protector solar natural. De hecho, necesitarás una cucharadita de aceite de vitamina E o aceite de germen de trigo y, si quieres, 30 gotas de aceites esenciales, de semilla de zanahoria o de frambuesa.

manteca de karite usos cosmeticos

Aceites al margen, también necesitaremos 30 gramos de cera de abeja, que le dará al protector solar esas propiedades impermeables que no tienen la gran mayoría de los protectores convencionales; 2 cucharadas de óxido de zinc y 30 gramos de manteca. Puedes elegir entre una sola manteca o mezclar diferentes mantecas. Por ejemplo, la manteca de karité es muy buen protector solar, pero también se pueden utilizar la de cacao o la manteca de mango sin problema. Puedes adaptar los ingredientes a tu presupuesto o a lo que tengas en casa sin problema.

Pasos para la preparación del protector solar natural

Una vez tengas todos los ingredientes, los cuales puedes adaptar a tu presupuesto o a lo que tengas en casa sin problema, es hora de realizar la mezcla paso a paso:

  • Paso 1: Debes derretir los aceites no esenciales, la cera de abeja y los 30 gramos de manteca al baño maría, a fuego lento.

  • Paso 2: Cuando estén derretidos retíralo del fuego y deja que se enfríe un poco.


 

  • Paso 3: Añade el aceite de vitamina E o germen de trigo, el óxido de zinc y los aceites esenciales, y remueve hasta que se disuelva el óxido de zinc. No olvides utilizar una máscara protectora, ya que la inhalación de óxido de zinc durante la preparación del protector puede ser peligrosa -aunque su uso por vía tópica no supone ningún peligro-.

Aceites vegetales y esenciales diferencias

  • Paso 4: Finalmente, verteremos la mezcla en un dispensador.

El resultado final será parecido al de las barras de crema, así que puedes reciclar el envase del champú o del desodorante. Pero para obtener esa textura similar a la de la crema debes dejar que el protector se enfríe. Puedes prepararlo por la tarde y dejarlo enfriar toda la noche en la cocina -no en la nevera-. A la mañana siguiente tendrás listo un magnífico protector solar natural hecho en casa para disfrutar de un día de playa, en la piscina o en la montaña sin miedo a quemarte.

Protector natural solar casero: uso y precauciones

Utilizar este tipo de protectores no tiene ningún misterio. Puedes aplicártelo antes de salir de casa, aunque también puedes llevártelo a la playa y protegerte cuando llegues. A diferencia de otros tipos de protectores, como los químicos, no hace falta esperar 30 minutos para que la piel los absorba antes de meternos en el agua, la protección de los protectores naturales es instantánea y puedes bañarte nada más aplicarte el protector sin problemas.

EpicStockMedia || Shutterstock

Aún así, si vas a pasar muchas horas al sol conviene reforzar la protección cada cierto tiempo poniéndote crema solar de nuevo. También es importante que te pongas el protector por todo el cuerpo, no solo por las partes más sensibles -cara, hombros, espalda y pecho- para conseguir una protección completa. Finalmente, debes saber que cada cucharada de óxido de zinc equivale, más o menos, a un factor 10 de protección así que según el resultado para tu próximo protector puedes aumentar o reducir la dosis.