Descubre cómo hacer una higiene facial para piel mixta

limpieza facial piel mixta

Cada tipo de piel necesita unos cuidados diferentes, por ello es necesario que detectemos que tipo de piel tenemos para, a partir de ahí, empezar a realizar los cuidados necesarios y las rutinas de belleza e higiene facial que nuestra piel demande dependiendo de su composición, sus puntos débiles y sus puntos fuertes. La piel mixta es una piel que no se puede considerar seca pero tampoco completamente grasa, ya que tan solo es grasa en algunas partes de la cara. Y es que hay algunas zonas que son especialmente propensas a sufrir brillos en la piel, sobre todo la frente, la nariz y la barbilla, la conocida como zona T.

Pasos para una higiene facial para la piel mixta

Sea cual sea el tipo de piel, es necesario que se realice una limpieza a fondo, al menos, una vez a la semana. El resto de días de la semana deberemos tratar de tenerla libre de impurezas y suciedad, desmaquillando la cara todos los días a fondo para conseguir lucir una piel fresca. Una vez a la semana trataremos de exfoliarla más a fondo y eliminar los poros y las espinillas que aparecen en la piel.

Paso 1

El primer paso en la rutina de limpieza de una piel mixta es limpiarla con un jabón que haga espuma, y es que es necesario dejar la piel un poco seca para proceder a los siguientes pasos. La aplicación del jabón es, al igual que se realiza con el resto de jabones, mojando la cara con agua y posteriormente frotar con movimientos circulares la cara para producir espuma. Finalmente eliminaremos los restos de jabón con más agua.

gpointstudio || Shutterstock

Paso 2

El segundo paso será pasar un disco de algodón con tónico sobre toda la superficie de la cara para eliminar los restos de maquillaje que el jabón no haya podido arrastrar.

Paso 3




Posteriormente, es conveniente calmar el rostro con agua de avena o bien con leche limpiadora, ya que los productos de los puntos anteriores pueden dejar la piel desprovista de protección.

pasos higiene facial

Syda Productions || Shutterstock

Paso 4

Finalmente deberemos optar por una crema hidratante que deberemos aplicar a diario, tanto por la mañana como por la noche. Es importante buscar una crema hidratante especial para pieles mixtas, que se encargue de equilibrar la sequedad de algunas zonas con los brillos y exceso de grasa de otras.

El mejor tipo de crema para pieles mixtas son las que se absorben con rapidez, frescas y tipo gel. De este modo no notaremos como se sobrecarga la piel de grasa por intentar terminar con toda la crema que se le aplica. Es importante que, cuando vayamos a comprar una crema hidratante para pieles mixtas, nos fijemos en las que son sin aceites o "oil free", ya que con estas tenemos la certeza de que no disponen de una gran cantidad de aceites que nos pueden resultar contraproducentes para nuestro tipo de piel. Además, es necesario que la crema que elijamos la podamos utilizar previa a la aplicación del maquillaje, sin peligro a que no transpire y de nuevo tengamos el problema de que aparezcan los indeseados brillos sobre la piel. En estos casos, podemos llevar a mano polvos matificadores para atenuar esta sensación.

JL-Pfeifer || Shutterstock

Exfoliante para pieles mixtas

Es necesario que cada cierto tiempo, puede ser semanalmente, optemos por realizar un exfoliado a fondo de la piel de nuestro rostro. Con ello, conseguiremos que nuestra piel se mantenga sana y limpia, y nos sentiremos mucho mejor. Deberemos optar por productos purificantes que consigan aportar a nuestra piel un toque de frescura mientras ayudan a retirar por completo los poros y las impurezas que penetran en nuestra piel debido al uso de maquillaje y de la contaminación de la calle.