Los mejores aceites esenciales para vencer la ansiedad

La ansiedad es una enfermedad que afecta a gran parte de la población y que se manifiesta con inquietud, angustia y excitación. Existen tratamientos médicos que ayudan a disminuir sus síntomas y a poder relajarse. Pero en muchas ocasiones se puede acompañar el tratamiento médico con algunos productos de origen natural que no causan efectos secundarios en estos pacientes. Un ejemplo son los aceites esenciales. Sabemos que estos aceites, entre otros beneficios, tienen propiedades curativas y relajantes.

¿Qué aceites podemos utilizar para combatir la ansiedad?

Existe una interminable lista de aceites esenciales. Estos son los que nos pueden ayudar a mejorar la ansiedad gracias a sus propiedades y beneficios frente a esta enfermedad.

  • Aceite esencial de rosa: combate los síntomas de la ansiedad y además ayuda a conciliar el sueño, además evoca recuerdos agradables.
  • Lavanda: combate los dolores de cabeza que produce el estrés. Ayuda a mejorar el estado de ánimo sobre todo en el trabajo.

Letterberry || Shutterstock

  • Bergamota: también conocido como té Earl Grey es calmante, por lo tanto se receta a quienes padecen depresión ya que aporta energía. Induce a la relajación y disminuye la agitación.
  • Manzanilla: es un tratamiento natural y con un uso muy extendido también en forma de infusión. Favorece la armonía, la paz y evita la irritabilidad en las personas.
  • Aceite esencial de canela: La principal propiedad de este conocido aceite es la de mejorar el equilibrio emocional, combatiendo la ira, la depresión y las emociones negativas.


  • Aceite esencial de pino: Es un tratamiento natural contra la irritabilidad y los cuadros de estrés, así como la depresión.

almaje || Shutterstock

¿Cómo utilizar los aceites esenciales contra la ansiedad?

Una vez hemos elegido el aceite esencial que mejor se adapte a las necesidades que tenemos y cuyo olor nos resulte agradable, debemos considerar cómo utilizarlo para que haga su efecto. El modo más sencillo de uso de los aceites esenciales es untarlo en las manos para que hagan su efecto en la piel y esta adquiera ese aroma. Podemos juntarlas para darles calor ya que de este modo el aroma del aceite esencial penetra de mejor modo. Posteriormente, se distribuye en puntos como el cuello, las muñecas o las rodillas, así notaremos ese olor y hará su efecto contra la ansiedad.

  • Utilizarlo antes de dormir o cuando en cualquier momento del día se note un cuadro de estrés o ansiedad. Si aplicamos unas gotas bajo la nariz estaremos en contacto directo con el aroma que nos va a producir relajación.
  • También se puede poner unas gotas del aceite esencial en la ropa o en la ropa de la cama.

Kamil Macniak || Shutterstock

 

  • Si nos encontramos en temporada de frío, se puede preparar un frasco o un cuenco con el aceite esencial y ponerlo encima de los radiadores de la calefacción. De este modo, cuando estén funcionando, harán que ese aroma se evapore y lo tengamos en el ambiente de nuestro hogar.
  • Para evitar sufrir ansiedad los baños de agua caliente son muy efectivos. Preparamos la bañera con agua caliente y vertemos sobre ella unas gotas del aceite esencial elegido. Permanecer dentro del agua unos 15 minutos ayudará a relajar nuestra mente y evitar sufrir un ataque de ansiedad o un cuadro de estrés.

Estos productos son sencillos de encontrar en tiendas o en herboristerías, son naturales y sus efectos tienen unos grandes beneficios en aquellas personas que sufran depresiones, ansiedad o cuadros de estrés. La metodología de uso también es muy sencilla pero realmente tiene efectos muy positivos.