Pasos para preparar una crema hidratante vegana

Son muchas las personas que se han convencido acerca de los beneficios del veganismo, y no lo llevan solo al terreno de la alimentación, que probablemente es el más conocido, sino que esto se traduce a la moda, a la decoración, a la forma de vida e incluso a la cosmética. Y es que las cremas, maquillajes y tratamientos que empleamos diariamente es probable que no estén realizados de forma natural, que contengan elementos tóxicos que estén afectando a nuestra piel y que puede que nos atraigan consecuencias negativas. Por otra parte, estos cosméticos, a parte de no ser totalmente naturales, afectan al medio ambiente y también es probable que estén testados en animales, de modo que, pasándonos a la cosmética vegana estaremos evitando este tipo de malos tratos a la naturaleza.

¿Cómo hacer cosméticos veganos?

Pero, si la cosmética vegana se basa en productos totalmente naturales, ¿por qué no podemos hacerlos en nuestras propias casas si disponemos de ellos? Es posible crear una crema hidratante vegana, que contenga todos los nutrientes que nuestra piel necesita en su día a día, que sea totalmente natural y cuyos beneficios nos sean apropiados dependiendo de las características de nuestra piel.

goodluz || Shutterstock

Crema vegana de aceite de coco y manteca de cacao

Como podemos ver, estos dos ingredientes pueden resultar totalmente naturales, además de que podemos asegurarnos previamente de que han sido tratados con agricultura ecológica y que no vamos a obtener ningún tipo de malestar en nuestra piel. Por ello, juntaremos ambos elementos, poniendo la misma cantidad de cada uno de ellos. A continuación, una vez los juntemos, los pondremos al baño María para que se derritan totalmente, ya que la manteca de cacao es un elemento muy denso que cuesta de manejar. Posteriormente, los batiremos con algún producto especializado como una batidora casera, ya que así quedarán totalmente homogéneos y la mezcla estará perfecta para usar. Después, los repartiremos en botes de cristal, y esperaremos a que se solidifiquen antes de empezar a utilizarlos. Esta crema hidratante podemos emplearla a diario, incluso es recomendable hacerlo varias veces al día, estando completamente seguros de que se trata de un tratamiento beneficioso para nuestra piel.


Olyina || Shutterstock

Crema vegana de aguacate y agua de rosas

Pero no a todas las personas les sirven los mismos ingredientes o confían en ellos para aplicar sobre sus pieles, por lo que también existen otras variantes de cremas veganas que podemos crear en nuestras casas. Esta crema consiste en batir aceite de jojoba, un aguacate maduro, manteca de karité, agua de rosas y un aceite esencial que elijamos, dependiendo de nuestros gustos (podemos poner aceite esencial de limón, de tomillo, de romero, de eucalipto...). Batimos todos los productos juntos hasta que se cree una masa consistente y la vertemos en diferentes tarros, a poder ser de cristal, para que se tempere ya en su interior. La cantidad de los tarros irá en relación a la cantidad total de ingredientes que hayamos elegido para realizar la crema. Con estos productos tendremos la certeza también de que estamos beneficiando al medio ambiente y también a nuestra piel aportándole los beneficios de los diferentes productos naturales que estamos incluyendo. El aceite se puede cambiar por aceite de oliva, aceite de sésamo o aceite de rosa mosqueta si conocemos los beneficios que estos tienen en nuestra piel, del mismo modo que se puede cambiar el agua.

agua de rosas usos cosméticos

Es necesario ir probando los diferentes ingredientes para que, después de realizar diferentes cremas hidratantes veganas, sepamos cómo tolera nuestra piel los distintos ingredientes para poder retirarlos o introducir algunos nuevos que probablemente sean mejores para nuestro tipo de piel.