6 trucos para proteger el pelo del cloro

Trucos para proteger el pelo del cloro

Durante el verano son muchos los factores que pueden afectar negativamente a nuestro cabello, entre ellos el agua del mar, la exposición continuada al sol y también el cloro de las piscinas. Al igual que hacemos con los protectores solares para la piel, es necesario que protejamos nuestro cabello de este tipo de elementos, ya que al terminar el verano es posible que el aspecto de nuestro pelo sea diferente, haya variado en textura y también color, por lo que cualquier protección, a poder ser casera, que realicemos será positivo y lo agradeceremos.

No mojar el pelo con el agua de la piscina

Si tan solo nos adentramos en la piscina para refrescarnos y no a modo de disciplina deportiva de buceo o natación no es necesario que metamos la cabeza en el interior del agua, nos podemos hacer un recogido alto e intentar no mojarlo. Este es el mejor remedio para no sufrir las consecuencias que tiene el cloro en nuestro cabello.

Hidratar el cabello antes de entrar en la piscina

Una buena opción es hidratar el cabello en exceso antes de meternos en el interior del agua, ya que lo que hace el cloro es resecarnos el pelo, de modo que si aplicamos aceite de almendras previamente, nuestro cabello ya gozará de una hidratación extra que no le permitirá al cloro hacer su función de resecar el pelo.

Gorros de piscina

Con esta opción para cuidar el pelo de forma natural mantendremos nuestro cabello totalmente aislado de los efectos del cloro. Es la mejor alternativa para que nuestro pelo no toque el agua de la piscina y no tengamos que sufrir los efectos negativos que esta tiene.


No tintarnos el pelo en verano

Si tenemos pensado pasar el verano en la piscina es mejor que retrasemos el tinte que teníamos pensado hacernos, ya que el cloro afecta mucho a este tipo de componentes haciendo que se modifique su color.

Una ducha antes y después de cada baño

Es importante que, antes de cada baño, nos demos una ducha de agua dulce de modo que nuestro cabello ya vaya prevenido para el cloro. Cuando salgamos del agua lo primero que debemos hacer es pasar de nuevo por la ducha para eliminar los restos de cloro del cabello y del cuerpo, ya que reseca y afecta a ambos por igual. Si además tenemos un champú a mano ya es perfecto para que no queden restos de cloro en nuestro pelo.

Recoger el cabello para prevenir el ataque del cloro

Otro modo de evitar la sequedad que el cloro proporciona a nuestro cabello y los nudos que crea es cepillar bien el pelo (sobre todo si es largo) antes de entrar a la piscina y posteriormente realizar una o dos trenzas. De esta forma, al salir del agua y deshacer las trenzas tendremos el cabello prácticamente desenredado, y no nos romperemos trozos y mechones del mismo mientras lo cepillamos.

Un consejo que siempre funciona es, una vez ha pasado el verano y hemos disfrutado de las ventajas que nos da tener una piscina cerca para refrescarnos en los días más calurosos, acudir a una peluquería y que nos realicen un corte de pelo o simplemente eliminar las puntas más quemadas y afectadas por el sol, el calor, el agua del mar y el cloro de las piscinas. Además de gozar de un nuevo look tendremos un cabello mucho más sano y limpio y listo para empezar una nueva temporada. No obstante, aunque tengamos pensado hacer este cambio tras terminar el verano, es importante cuidar el cabello durante todo el verano proporcionándole toda la hidratación y cuidados que este necesita, al igual que ocurre con la piel.