Los aceites vegetales tienen muchas ventajas a la hora de utilizarlos. Es posible, que como con los aceites esenciales, te resulte extraño utilizarlos como alternativa a otros productos industriales, pero sus beneficios para la salud son muy altos si se utilizan de la forma adecuada. Los aceites vegetales han sido utilizados durante mucho tiempo, son una extraordinaria fuente de nutrientes, y se utilizan como ingredientes de productos cosméticos, aunque otros aceites vegetales, también se pueden utilizar en alimentación.

¿Qué son los aceites vegetales?

Los aceites vegetales son sustancias extraídas de frutos oleaginosos. Estas sustancias  contienen muchas vitaminas, minerales y ácidos grasos poliinsaturados que aportan muchos nutrientes. También se pueden extraer los aceites vegetales de las semillas y conservan las mismas características.

El estado habitual de los aceites vegetales es líquido, no como las grasas animales que se encuentran en estados sólidos por su elevada cantidad de ácidos grasos saturados. Se pueden obtener a través de diversos métodos, como el prensado, en frío o caliente, o utilizando disolventes para extraer más productos.



Según el modo de obtención del aceite vegetal, pueden tener diferencias en los nutrientes, por tanto, los que se han producido mediante el prensado en frío conservan mejor sus propiedades que los refinados o los que se prensan en caliente.

¿Para qué sirven los aceites vegetales?

Los aceites vegetales se han utilizado generalmente por sus beneficios para la piel, ya que permite mantenerla hidratada, le aporta nutrientes y la regenera. Los aceites vegetales cuentan con sustancias que favorecen la regeneración celular, por ello son ingredientes básicos en tratamientos anti-envejecimiento.