¿Cómo hacer desodorante casero?

Como hacer desodorante natural

La elaboración de nuestro propio desodorante natural nos permite ahorrar dinero en la compra de desodorantes comerciales a la vez que ayudamos a cuidar el medioambiente y nuestra salud, puesto que el desodorante natural evita el uso de químicos y sustancias tóxicas. Pero a demás de los múltiples beneficios que nos ofrece el desodorante casero, existen diversas formas de hacer desodorante natural: líquido, en spray o en crema.

Cómo hacer desodorante casero líquido

Este tipo de desodorante natural está recomendado para aquellas personas que sudan mucho y cuyo olor corporal es bastante fuerte. El formato líquido necesitará un recipiente con roll-on o un difusor para poder guardarlo y administrarlo. Además, esta forma es también adecuada para hacer el desodorante casero en spray, ya que facilitará su vaporización.

Desodorante natural líquido

Entre los ingredientes más recomendados para este tipos de desodorantes líquidos naturales encontramos:

  • Limón: el limón es uno de los cítricos con más propiedades beneficiosas, entre las cuáles encontramos que ayuda a neutralizar el olor. Incluso podemos usarlo sólo aplicando unas gotas con algodón.
  • Aceites vegetales: deberemos calentar levemente algún aceite vegetal para que haga de base de nuestro desodorante.
  • Aceites esenciales: si queremos añadir algún aroma que nos guste, unas gotas de aceite esencial nos puede ayudar.

Cómo hacer desodorante casero en crema

Este formato es ideal para los desodorantes caseros para pies, pues a diferencia del caso anterior, los desodorantes naturales en crema tienen una textura más consistente. Esto se debe a los ingredientes utilizados en este tipo de receta cosmética natural para darle la consistencia espesa, entre los cuáles destacan:

  • El aceite de coco: además de aportar las propiedades beneficiosas del coco, este aceite se solidifica al dejarlo enfriar, lo que le aporta a nuestro desodorante casero la textura cremosa.
  • La manteca de carité: este ingrediente natural tiene una textura mantecosa, lo que facilita que nuestro desodorante casero mantenga su estado cremoso a la vez que proporciona beneficios hidratantes a nuestra piel.
  • La arcilla blanca: su uso en las recetas de cosmética casera requiere de otros ingredientes como los aceites vegetales o esenciales para poder darle espesor y olor, ya que la arcilla aporta sales minerales beneficiosas para la piel pero es inodora y en polvo.

Desodorante natural sólido

Una de las ventajas del desodorante natural en crema es que podemos conservarlo y aplicarlo de formas distintas. Si lo guardamos en un recipiente de cristal o de plástico con forma de bol o en un tarro lo aplicaremos con los dedos o alguna espátula pequeña. En cambio, si lo guardamos en un tubo que permita empujar desde abajo, podremos guardar el desodorante casero en barra y aplicarlo directamente sobre la piel.