¿Cómo aprovechar los beneficios de la miel en cosmética?

miel usos cosmeticos

Desde siempre, la miel ha sido un elemento indispensable tanto para la alimentación como para aliviar dolencias o para uso cosmético, ya que se utiliza para elaborar cremas o tratamientos tanto para la piel como para el cabello.

¿Qué beneficios tiene la miel para nuestra piel?

Las principales propiedades de la miel son los antioxidantes (por ello la miel nunca cambia de aspecto), las enzimas y los aminoácidos, que contribuyen a mantener la salud de nuestra piel.

  • Si aplicamos miel sobre picaduras infecciosas o heridas ayudaremos a su rápida desinfección, ya que la miel tiene propiedades antisépticas que ayudan a su vez a la regeneración de la piel de la zona afectada.
  • En casos de enrojecimiento de la piel o por contacto con algún agente externo o por el sol, aplicar la miel como una pomada ayuda a calmarla y aclararla.

Marko Marcello || Shutterstock

  • Es muy hidratante, por lo que mezclada con cremas y otros productos podemos conseguir una mezcla casera que nos aportará brillo y nutrición.
  • Es antiinflamatoria, aplicada sobre torceduras o zonas afectadas por diversos dolores ayuda a calmarlas.
  • Aplicada como una mascarilla casera, limpia las imperfecciones e impurezas de la piel.

Artem Furman || Shutterstock

 

Mascarillas caseras de miel para la piel

La miel es fácil de conseguir y se suele disponer de ella en casa ya que es la solución para muchas dolencias. Por ello podemos realizar mascarillas caseras con miel como elemento principal para conseguir distintos beneficios para nuestra piel.

Mascarilla de miel para el acné

Tan solo necesitaremos unos fresones, una cucharada de miel y una de nata para ayudar a que la mezcla se realice correctamente. Se tritura todo de modo que quede una mezcla uniforme, se aplica sobre la cara y se deja reposar durante 20 minutos antes de retirar con agua fría.

Africa Studio || Shutterstock

Mascarilla exfoliante

Antes de hidratar la piel es recomendable que la exfoliemos y retiremos todas sus impurezas. Una mezcla de miel y avena es perfecta para esta finalidad.

Mascarilla de miel para la piel seca

Es muy incómodo tener la piel seca y tirante y que las cremas no la hidraten correctamente. La miel tiene un gran poder hidratante, por ello realizando una mezcla con miel y huevo y aplicándola durante 30 minutos sobre la piel ayudaremos a recuperar el brillo y luminosidad de la misma. Si realizamos este ritual unas 3 veces a la semana los resultados se verán con rapidez.

Mascarilla de piel para la piel grasa

Pero si la piel seca tiene problemas, la piel grasa supone una incomodidad para quienes la sufren, ya que rápidamente aparecen brillos y es complicada de tratar. La miel también es una solución para este problema. La mezcla se debe realizar con miel, una clara de huevo y un poco de leche en polvo. 15 minutos de esta mezcla sobre la piel serán suficientes para notar los cambios.

Baryla || Shutterstock

Mascarilla de miel para dermatitis

Existen cada vez más personas que sufren pieles sensibles, con tendencia al enrojecimiento, eczemas... por ello la mejor mezcla a realizar con junto a la miel es el aloe vera natural. Se mezclan los dos elementos y posteriormente se aclara con agua. Es recomendable que tras su retirada apliquemos un poco de yogur natural sobre la piel.

Todos los ingredientes necesarios para estas mascarillas son sencillos de conseguir en casa, de este modo evitamos comprar cremas cuyo resultado desconocemos, y además conocemos la procedencia de cada uno de los productos que forman las mascarillas. Son sencillas de realizar en casa y no llevan mucho tiempo, además sus resultados son visibles.