Aprende a preparar un exfoliante casero

elaborar exfoliante natura casero

Uno de los principales productos de belleza que tienen mucho éxito debido a su usabilidad y su eficacia son los exfoliantes. Estos productos se emplean como mascarilla y, al removerlos y eliminarlos con agua de la piel, nos llevamos también los restos de suciedad que se acumulan durante mucho tiempo haciendo que nuestra piel luzca con menos brillo y menos vida. El exfoliante es un cosmético que se puede adquirir en diferentes superficies pero es posible también realizarlo en casa de una forma totalmente natural y conociendo los ingredientes naturales que lo forman. De este modo, estaremos ante un producto realizado por nosotros mismos con las mismas propiedades y beneficios que los que compramos pero que nos resultarán más económicos y cuyo origen será totalmente casero.

El exfoliante casero más sencillo de realizar

Si no dispones de mucho tiempo pero quieres exfoliar tu piel de un modo sencillo y rápido con ingredientes que seguro que vas a encontrar en tu armario, mezcla aceite de oliva con azúcar y, con la masa resultante, la aplicas por toda la cara, realizando suaves masajes para eliminar la suciedad de la misma. Posteriormente, elimina los restos con abundante agua y un jabón neutro. Posteriormente, aplica crema hidratante para que la piel se nutra tras la exfoliación.

TTL media || Shutterstock

Exfoliante casero de plátano y azúcar

Este exfoliante es perfecto para las personas con las pieles más grasas, y es que, a diferencia de muchos exfoliantes, este no contiene aceites, por lo que resulta menos graso. La clave está en machacar un plátano y mezclarlo con azúcar. Cuando tengamos hecha la mezcla deberemos extenderla por las superficies del cuerpo o la cara que deseemos exfoliar para posteriormente masajear la zona. Finalmente, deberemos eliminar la mezcla con agua tibia.

kazmulka || Shutterstock

Exfoliante casero de limón y avena

Si queremos mantener una piel sana, hidratada y muy suave, es imprescindible que optemos por exfoliar la superficie de nuestra piel cada 15 días aproximadamente. De este modo mantendremos la piel limpia hasta la próxima exfoliación. Para este peeling natural necesitaremos avena, medio limón y azúcar. El limón es uno de los productos naturales más limpiadores que existen, por lo que nos garantiza una limpieza a fondo. Tras mezclar todos los ingredientes deberemos extender la mezcla por toda la cara haciendo especial hincapié en las zonas más problemáticas de acumular puntos negros y espinillas: la nariz, la barbilla y la frente. Si sentimos que hay mucha suciedad acumulada podemos optar por utilizar un cepillo de dientes para limpiar más a fondo.




Africa Studio || Shutterstock

Exfoliante casero de café

Para realizar este exfoliante no necesitaremos realizar ninguna mezcla propia, y es que basta con el café restante de la cafetera que hayamos utilizado y se nos haya quedado debajo. Se trata de, una vez estemos en el interior de la ducha, coger el café en polvo y, con él, realizar suaves masajes por las piernas, los brazos, la espalda e incluso la cara. Es un modo perfecto de hacer un peeling natural y remover la suciedad que se queda incrustada así como las pieles muertas. Además, se quedará sobre la piel un suave aroma a café.

progressman || Shutterstock

Utiliza la miel también como exfoliante

La miel es un gran limpiador, además de un producto antifungicida y antibacteriano, por lo que podemos tener claro que, a parte de ayudarnos a curar los resfriados, también es el aliado perfecto para limpiar nuestra piel.

mama_mia || Shutterstock

Si realizamos una mezcla con miel y azúcar conseguiremos una mezcla que, a parte de dejar un aroma inigualable y una suavidad perfecta en nuestra piel, nos ayudará a eliminar la suciedad y los puntos negros causados por la contaminación a la que nos exponemos diariamente así como los restos de maquillaje que permanecen en nuestra piel.