Pasos para hacer un acondicionador natural que cuide tu cabello

Motivos para usar mascarilla natural para el cabello

Cada vez son más las personas que deciden fabricarse en casa sus propios productos cosméticos y disfrutar del procedimiento de crear lo que saben que les va a ir mejor para su piel y su cabello, gastarse menos dinero y además utilizar productos totalmente naturales que no van a perjudicar en absoluto a su salud ni la de su belleza. Es el caso de los jabones naturales, los champús caseros y, como no, los acondicionadores naturales. Este producto se convierte en imprescindible, ya que elimina los nudos y deja el cabello más protegido y suave para poder desenredarlo sin que sufra mayores daños. Existen diferentes pasos para crear nuestro propio acondicionador natural y cuidar perfectamente nuestro cabello.

tipos de aceites naturales para el cabello

  1. El primer paso para realizar un acondicionador natural es elegir la base que emplearemos para hacerla. Se recomienda usar un aceite, ya que sacará la parte más suave del resto de elementos consiguiendo un resultado impecable y un tacto inigualable a pesar del aclarado con abundante agua. Unas cucharadas de aceite de oliva, aceite esencial de lavanda, aceite de coco o aceite de almendras serán perfectos para convertirse en la base de este producto sin el que no vas a poder vivir.
  2. Dependiendo de la finalidad que desees conseguir con el acondicionador deberás utilizar aloe vera, menta, limón o agua de rosas, entre otros productos. Si lo que deseamos que haga el acondicionador es retirar toda la grasa que queda en nuestro cabello, sin duda la mejor opción es acompañarlo de limón. Si deseamos que lo purifique y nos quede una sensación de frescor optaremos por la menta. Si, por otra parte, esperamos que el aroma permanezca en nuestro cabello durante horas, el aceite de rosas será nuestro mayor aliado. Si, por otra parte, necesitamos una dosis extra de hidratación, verteremos directamente aloe vera natural en él.
  3. Si deseamos conseguir una textura más suave y moldeable para poder aplicar a modo de mascarilla, una buena opción es recurrir al yogur natural. Ya sabemos que este tiene muchas propiedades y nos ayudará a eliminar las bacterias de nuestro cabello, pero también a hidratarlo y dejarlo con un mejor aspecto.
  4. El siguiente paso, tras tener todos los productos juntos es mezclarlos, a poder ser con una batidora que convierta todo esto en una masa homogénea que no se cuartee fácilmente.
  5. Algunos de los productos se pueden guardar pero si aplicamos yogur es necesario que no lo tengamos más de 3 días y que lo guardemos en el frigorífico.


  6. Cuando terminemos de lavarnos el cabello con nuestro champú casero procederemos a aplicar el acondicionador, esperar 5 minutos y retirar solo con abundante agua tibia.

Al salir de la ducha notaremos como es mucho más fácil desenredarlo y este se presta con mayor facilidad a moldearlo, además de que gozaremos de mucha suavidad en el pelo. Aunque estas mezclas no podemos guardarlas mucho tiempo, son tan sencillas de hacer que basta con tener los productos siempre a mano y, minutos antes de ducharnos, mezclarlos rápidamente en un bol para cuando nos terminemos de lavar el pelo poder aplicarlos sobre él, consiguiendo unos resultados que no nos proporcionan los acondicionadores químicos.

tener el cabello largo y brillante trucos

En caso de que quieras incorporar cualquier otro tipo de producto natural no existe ningún problema siempre y cuando lo mezcles bien con el resto. Por ejemplo, zumo de frutas, aguacate machacado, aloe vera, aceites esenciales, aguas aromatizadas naturales...todos ellos son aptos para este tipo de usos y, a parte de dejar nuestro cabello con una suavidad y una textura incomparables, dejarán un aroma en él que no se perderá en muchas horas. Sin duda, los acondicionadores naturales son la mejor opción para nuestro cabello.